Los indios de una tribu asombran al mundo por sus ojos azules y brillantes

Los nativos de la isla de Buton padecen el síndrome de Waardenburg, una mutación hereditaria que produce cambios de pigmentación.

Aunque afecta a aproximadamente una persona de 42.000 a nivel mundial, en esta tribu es más común debido a que muchos de sus miembros son familia.

En Indonesia, la mayoría de su población tiene ojos de tonos oscuros, pero una tribu de una isla de ese país sorprende al mundo por sus ojos excepcionalmente azules y de un particular brillo profundo debido a una rara condición genética.

Los habitantes del lugar fueron captados por un fotógrafo, Korchnoi Pasaribu, que muestra en sus imágenes subidas a su Instagram, los peculiares rasgos que poseen los integrantes de una tribu en la isla de Buton.

El fotógrafo, que tiene como profesión la geología, visitó hace dos años la isla de Buton, donde vive la tribu de los “ojos azules”.

UN RARO SÍNDROME

Los habitantes de la tribu padecen el síndrome de Waardenburg, que es un trastorno genético poco común que hace que los ojos se pongan azules. No hay problemas de visión y solo el exceso de luz provoca lágrimas.

Pero a veces trae un problema no visual: la sordera.

El síndrome de Waardenburg se hereda de solo uno de los padres que transmite el gen defectuoso para que su hijo resulte afectado.

El síndrome de Waardenburg se hereda de solo uno de los padres que transmite el gen defectuoso para que su hijo resulte afectado.

No hay problemas de visión y solo el exceso de luz provoca lágrimas. Pero a veces trae un problema no visual: la sordera

Aunque afecta a aproximadamente a una persona de 42.000 a nivel mundial, en esta tribu es más común debido a que muchos de sus miembros son familia.

Los nativos de la isla de Buton padecen el síndrome de Waardenburg, una mutación hereditaria que produce cambios de pigmentación.

Desde niños hasta adultos, hombre y mujeres padecen este trastorno genético. En algunos casos sus ojos pueden ser de colores diferentes, uno oscuro y otro claro.

“Los ojos azules son únicos y hermosos, además de ser mi inspiración”, comentó el fotógrafo Pasaribu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.