Aníbal Fernández visitó a Axel Kicillof y buscó bajarle el tono a los conflictos internos

El ministro de Seguridad de la Nación se reunió con el gobernador en el marco de la gestión. Dijo que la falta de diálogo entre el presidente y la vice es temporal y se va a resolver en el corto plazo.

“Nunca ponemos por delante un chisporroteo de la política ante resolver lo que tenemos que resolver”, dijo el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, este viernes. Lo hizo desde La Plata, tras reunirse con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y en medio de la interna del Frente de Todos y los ruidos -incluso- que hubo entre él y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, de un tiempo a esta parte. A diferencia de lo que ocurrió días atrás, esta vez el ministro nacional fue por la pacificación.

Kicillof recibió temprano a Fernández en lo que se sugirió como un gesto de unidad política dentro de la alianza de gobierno y en medio del ida y vuelta entre sector kirchnerista y el entorno ministerial y dirigencial del presidente Alberto Fernández por la administración de la política económica. Algunas acciones de gestión consiguen, por momentos, dejar de lado el internismo y la avanzada kirchnerista contra las decisiones de Casa Rosada.

Eso fue lo que ocurrió este viernes. Kicillof y Fernández firmaron un acuerdo para la adhesión de la provincia de Buenos Aires al Programa Nacional de Descontaminación y Compactación (PRODECO) de vehículos, con el objeto de brindar respuesta a la problemática social y ambiental que genera la acumulación de rodados abandonados o secuestrados por las fuerzas de seguridad.

Tras la firma, el ministro Fernández -que estuvo acompañado por la secretaria de Seguridad y Política Criminal de la Nación, Mercedes La Gioiosa– remarcó que la relación y articulación entre su área y la de Berni en provincia “siempre es buena”, solo que “alguna vez puede haber un chisporroteo de alguna expresión que yo pueda decir o alguna expresión que pueda decir Sergio”, y que -como ocurre con la interna a nivel más general- “nunca ponemos por delante un chisporroteo de la política ante resolver lo que tenemos que resolver”.

“Son cosas temporales, circunstanciales”, dijo sobre la falta de diálogo entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner. Aseguró que estaba convencido que en el corto plazo “ se va a resolver ”, aunque no definió tal plazo. “Eso se lo tienen que preguntar a ellos”, deslizó.

Pese a que reconoció la situación de interna que atraviesa el Frente de Todos, Fernández remarcó que “es política y estamos discutiendo los intereses de los argentinos. No le quito importancia a ese tipo de discusiones. Los debates hay que generarlos”.

Una de las demandas que el sector encolumnado detrás de Cristina Kirchner le realiza al gobierno nacional tiene que ver con la distribución equitativa generada por el repunte en la producción. “Hay un debate que dar sobre la centralidad que se le da a la distribución del ingreso o a la justicia social en este modelo, porque tuvo sus consecuencias en el proceso electoral reciente”, dijo por ejemplo el Secretario General de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque hace algunos días. Pese a que tras esas declaraciones -y otras más explosivas- Fernández dijo que “al Presidente no lo van a apretar con declaraciones estúpidas”, ahora Fernández mostró coincidencia con el diagnóstico que había lanzado Larroque. El ministro de Seguridad advirtió que “suele suceder”, que la mejora en la producción y en la actividad económica no se perciba de la misma manera en lo que hace a la economía hogareña. “Llevan dos velocidades distintas”, reconoció.

“Por eso digo yo que los problemas los tenemos de la puerta de la casa para adentro porque el impacto de los alimentos es duro y hay que mirarlo con mucho cuidado y con soluciones concretas, pero se está trabajando para ello. Soy absolutamente optimista para que el impacto llegue”, sostuvo.

El acuerdo de gestión con Kicillof

La adhesión de la provincia de Buenos Aires al Programa Nacional de Descontaminación y Compactación (PRODECO) promueve el trabajo conjunto entre la Nación y la Provincia para la descontaminación, compactación y disposición final de una gran cantidad de vehículos que fueron secuestrados por las fuerzas de seguridad a instancias de la Justicia.

Según de informó, además de reducir el daño ambiental, apunta a generar insumos económicos y de reciclado para potenciar acciones sociales de organizaciones sin fines de lucro. De esta forma, se consolida un círculo virtuoso que incluye la recuperación del espacio público, el cuidado del ambiente y la reutilización social de bienes que fueron utilizados para el delito.

También participaron de la firma, la secretaria general de Gobierno de la Provincia, Agustina Vila; los subsecretarios bonaerenses de Articulación Institucional para la Seguridad, Eduardo Aparicio; y de Técnica, Administrativa y Legal del Ministerio de Seguridad, Fernando Álvarez; y el director del PRODECO, Jorge Fernández. No estuvo el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.