Cánepa confirmó que no habrá reducción horaria en las escuelas de la provincia

Cada institución tendrá un referente que tendrá contacto con Salud. El ministro detalló además que se podrá dividir a los chicos en grupos que asistan en distintos días.

Matías Cánepa, ayer, en el encuentro en la Quinta de Olivos.

Cuando faltan poco más de dos semanas para el inicio de las clases, se comenzaron a definir temas clave. Uno de ellos es que no habrá reducción horaria en ninguno de los niveles educativos de la provincia, confirmó ayer  el ministro de Educación, Matías Cánepa.

El funcionario participó ayer de la reunión del Consejo Federal de Educación, que se realizó en la Quinta de Olivos. Allí, los ministros de las 24 jurisdicciones recibieron la visita del presidente Alberto Fernández, quien mostró todo su compromiso para que este año se avance con clases presenciales plenas, siempre y cuando lo permita el panorama epidemiológico.

“Veníamos trabajando con un plan jurisdiccional de reducción horaria y cada jurisdicción lo definía. Pero en la normativa que aprobamos hoy (por ayer) se promueve que el horario sea el habitual, sin reducciones”, señaló Cánepa. Y agregó: “El horario habitual facilita a las familias y también la parte pedagógica. Es por eso que nuestro plan tiene en cuenta el horario habitual”.

Salta ya tiene un primer paso dado en presencialidad como son las escuelas de verano, que ya van por su tercera semana de clases sin inconvenientes.

Otro punto central es la modalidad que se usará para que los chicos concurran a clases. De antemano se sabe que hay que mantener la distancia dentro de las aulas y en los recreos. Ante este escenario, el ministro adelantó que cada institución le informará a las familias qué modalidad adoptará. “A lo mejor en las escuelas rurales, con pocos alumnos, podrán ir todos los días”, aseguró. Y detalló que muchas escuelas optarán por usar espacios no áulicos para mantener el distanciamiento entre los alumnos.

Los directivos verán, de acuerdo al espacio que tienen y a la cantidad de alumnos, si parten en dos o tres a los grupos, si se organizan para que vayan rotando por semana las clases presenciales o se intercalen en los días de la semana. Utilización del barbijo y alcohol en gel, lavado de manos y ventilación de las aulas, serán fundamentales para avanzar con el calendario escolar.

Otra de las cosas que se acordó en la reunión en Buenos Aires es que cada establecimiento designará un referente (puede ser el vicedirector), que será el encargado de mantener un contacto fluido con el sistema de salud. Él será el encargado de informar en caso de que se dé un contagio, si hay aislados, alumnos o docentes con síntomas, entre otros incidentes. Estos datos se cargarán en una base de datos que se manejará a nivel nacional.

Consultado sobre si en Salta se les hará hisopados a los docentes antes de volver a las aulas, Cánepa dijo que si bien se va a mantener una comunicación con el Ministerio de Salud en ese sentido, en la reunión de ayer una funcionaria de Salud de Nación aseguró que no es necesario testear a todos los docentes.

“Vamos a trabajar muy fuerte en las unidades educativas, para que los docentes que tengan síntomas compatibles con la COVID-19 no concurran a dar clases y que sigan el protocolo vigente, para ver si son hisopados y cómo siguen la recuperación”, refirió.

Respecto a los recreos, la programación de estos también quedará en manos de cada institución. “La clave es que no haya aglomeraciones de chicos en los recreos, en las aulas y en los ingresos ni egresos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *