El laboratorio que elabora la vacuna rusa adelantó que no hubo reacciones adversas en adultos mayores de 60 años

El centro Gamaleya informó que “no hay efectos colaterales” en los estudios realizados a ancianos. Los resultados oficiales se darán a conocer próximamente.

El Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya informó hoy que no se detectaron reacciones adversas en los estudios realizados de la vacuna Sputnik V sobre la población de adultos mayores de 60 años.

Próximamente se darán a conocer los resultados de los estudios en ancianos, no hay efectos colaterales algunos”, confirmó a la agencia Sputnik Alexandr Guintsburg, el director del laboratorio que desarrolló el fármaco.

La novedad científica era esperada por la gestión de Alberto Fernández, que apostó por la adquisición de este tipo de estrategia de inmunización. Ayer llegaron unas 300 mil dosis de la vacuna rusa a través de un vuelo de Aerolíneas Argentinas. Se trata del primer cargamento sanitario que constará de 15 millones de vacunas.

Hasta el momento, se había constatado que los datos de la tercera fase de ensayos clínicos de la Sputnik V mostraba una eficacia de más del 90%, pero solo para las personas entre 18 y 59 años de edad.

El propio presidente Alberto Fernández se vio involucrado en una confusa polémica, cuando aseguró que sería “el primero” en vacunarse con la Sputnik V, a pesar de no estar recomendada por los especialistas rusos mientras no estén aprobados los estudios correspondientes. Poco después, su par Vladimir Putin, de 68 años, reforzó ese punto de vista. “A la gente como yo la vacuna todavía no llega”, dijo, y prometió que “lo haré sin falta cuando sea posible”.

Tras esa controversia, las autoridades del centro Gamaleya ahora comunicaron oficialmente -por primera vez- que no se detectaron efectos colaterales entre los ancianos que formaron parte de los análisis sobre la seguridad de la vacuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *