Boudou tendrá otro juez que controle su condena en el caso Ciccone

Daniel Obligado, quien le otorgó la prisión domiciliaria al ex vicepresidente, dejará de serlo a fines de enero. Su reemplazante se conocerá esta semana. Cuáles son las posturas hoy de las partes y cómo podrían cambiar a futuro.

El ex vicepresidente Amado Boudou tendrá desde el próximo 1 de febrero próximo otro juez a cargo de la ejecución de su condena de cinco años y 10 meses por el caso Ciccone que dejó firme la Corte Suprema de Justicia de la Nación la semana pasada. Es porque Daniel Obligado, quien hoy está a cargo y le otorgó la prisión domicilia en abril pasado, dejará su cargo a fines de enero.

Obligado es juez subrogante del Tribunal Oral Federal 4 y en su vocalía tiene la ejecución de la pena del ex vicepresidente. Subrogante significa suplente y a Obligado -que es titular del Tribunal Oral 5- se le termina el 31 de enero. Esta semana se conocerá quien lo reemplace. Será en un sorteo entre el resto de los jueces de los Tribunales Orales Federales de Comodoro Py, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Tras el fallo del jueves de la Corte Suprema, Obligado recibió la causa. Dictó una resolución en la que declaró firme la condena a Boudou y el resto de los imputados del caso, como el socio y amigo del ex vicepresidente José María Nuñez Carmona y del empresario Nicolás Ciccone, los dos también en prisión domiciliaria. “De otra parte, toda vez que no se han visto modificadas las circunstancias establecidas al momento de practicarse los respectivos cómputos de detención, corresponde estar a los mismos”, agrega la resolución. La pena de Boudou vence el 1 de junio de 2024, lo que no significa que estará detenido hasta esa fecha.

La resolución de Obligado no hizo referencias al cambio de status de la detención. Por lo que así Boudou continuará en detención domiciliaria. Dos fuentes confiaron a este medio que por el momento el juez no tiene pensado tomar ninguna decisión. Los tiempos judiciales hasta que deje el cargo lo ayudan. Diciembre, con sus feriados de esta semana y los de navidad y fin de año, termina siendo un mes con pocos días judiciales. Y enero es mes de feria judicial, aunque para este caso se podría habilitar pero para eso debe haber una decisión del propio juez. Por otra parte, tomar una decisión sobre la situación de detención requieren informes que llevan tiempo.

El juez Daniel Obligado

Por su parte, la defensa del ex vicepresidente no va a hacer ninguna presentación ni pedido después del fallo de la Corte. Y la fiscal Guillermina García Padín, titular de la Unidad Fiscal de Ejecución de Pena, comenzó a analizar el caso pero por ahora no tomó una decisión de si hará algún planteo.

Consultando a tres jueces de ejecución sobre cuál es el procedimiento después que una condena quede firme. La respuesta unánime en off the record fue que la persona debe ser convocada para que comience a cumplir la pena. Además se inicia el cómputo de esa pena que es el calculo de cuando está en condiciones de tener salidas transitorias de la cárcel, cuando la libertad condicional y cuando la definitiva con el cumplimiento de la condena.

¿Y con una persona que está en prisión domiciliaria? – . En ese caso la confirmación de la condena no cambia su modo de detención. Cuando una persona está detenida en su casa lo que hace la justicia es revisar periódicamente si se mantienen o cambiaron las circunstancias que hicieron que de la cárcel pase a su domicilio. Porque la regla es que una persona cumpla su condena en una prisión, a pesar del estado inhumano de las unidades penitenciarias en Argentina.

Boudou recibió la prisión domiciliaria a principio de abril pasado por decisión del juez Obligado que dispuso que la cumpla con una tobillera que controle sus movimientos. El magistrado dio dos motivos para tomar esa decisión. Uno fue que la condena del ex vicepresidente no estaba firme porque restaba el pronunciamiento de la Corte Suprema. Esa situación ya cambió. Y el segundo fue “la afectación familiar” ante la pandemia del coronavirus. Obligado sostuvo que la mujer de Boudou era el único sostén de sus hijos mellizos de dos años ya que la familia de ella estaba en México, con la imposibilidad de viajar por la pandemia, lo mismo que uno de los hermanos del vicepresidente que vive en el interior.

El fallo fue muy criticado en la justicia. Otros colegas de Obligado señalaron que el argumento de la afectación familiar no está contemplado en ninguna norma y que abarcaría a muchos presos que están en la misma situación que Boudou y que sin embargo no se tiene en cuenta.“Tan arbitraria como impertinente”, calificó la decisión Marcelo Colombo, el fiscal del juicio Ciccone.

Obligado tendrá en sus expedientes el caso de Boudou hasta el próximo 31 de enero. Ese día vence su subrogancia en el Tribunal Oral Federal 4. Fue designado allí por sorteo para el 2019 y por un año. Luego se extendió la subrogancia por un año más. Dos años es el plazo máximo que la ley fija para que un magistrado sea suplente. Luego se debe designar a otro.

Néstor Costabel -uno de los jueces que condenó a Boudou por el caso Ciccone y lo detuvo- es el presidente del tribunal y en la semana envió una nota a la Cámara Federal de Casación Penal para que se haga el sorteo del juez que reemplazará a Obligado. El pedido coincido con el fallo de la Corte Suprema.

Costabel explicó en la nota que el Tribunal Oral 4 ya tiene fecha de juicios para febrero del año próximo y necesita saber qué magistrado reemplazará a Obligado para comenzar su organización. El reemplazante surgirá del sorteo entre el resto de los jueces de los ocho tribunales orales. Está previsto que lo haga esta semana Casación. No solo será el subrogante en el tribunal, tendrá el control de la condena de Boudou en el caso Ciccone, con la posibilidad de revisar la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *