Razones por las que Argentina fue elegida para las pruebas de una vacuna contra el Covid-19

La experiencia científica y las capacidades operativas del equipo investigador de epidemiología que lidera Fernando Polack; la experiencia del país en estudios clínicos y el pico de contagios que enfrenta al momento de realizar los ensayos, son algunas de las razones.

La elección de la Argentina como primer aliado para el ensayo de pruebas de vacunas de Covid-19 fuera de los dos países originarios del desarrollo científico es notable. Tres razones gravitaron para que los gigantes Pfizer y BioNtech se inclinaran por la Argentina para desarrollar sus pruebas de la vacuna de Covid-19 .

La experiencia científica y las capacidades operativas del equipo investigador principal de epidemiología, que lidera Fernando Polack; la experiencia previa de la Argentina en la realización de estudios clínicos y el pico de contagios que enfrenta el país al momento de realizar los ensayos.

Esas son las principales razones para haber elegido al país como primer aliado de Estados Unidos y de Alemania, según se informó desde Pfizer y BioNtech. Se trata de la fase 2b /3 de la vacuna candidata con tecnología ARNm, que actualmente se encuentran en fase 1/ 2 y que, el pasado 1° de julio obtuvo datos preliminares positivos en 45 individuos por su seguridad y eficacia. 
El primero de los voluntarios para acceder a esta vacuna fue un ciudadano norteamericano.

Los laboratorios trabajaron en una primera instancia con 200 personas en Alemania y 370 en Estados Unidos. Luego se focalizaron en los resultados de 45 de estos voluntarios.

“La idea ahora es acceder a una representación variada de ciudadanos que participarán desde la Ciudad y desde el Gran Buenos Aires”, dijo Nicolás Vaquer, gerente general de Pfizer Argentina.

Aprobaciones regulatorias

Ambas empresas declararon que esperan poder comenzar con los estudios fase 2b/3 en agosto, cuando lleguen las aprobaciones regulatorias apropiadas en los mercados globales seleccionados.

El país se suma de esta manera a un ensayo global , que se hará con la suma de 30.000 voluntarios de distintas partes del mundo . La Argentina se une a los voluntarios ya reclutados en Estados Unidos y Alemania, los países de origen donde se desarrolló el avance científico.

Los participantes surgirán a través de una gran alianza con sectores públicos y privados, dijo Fernando Polack.

El estudio se centrará en el Hospital Militar Central , donde hay un equipo que trabaja desde hace muchos años. “para tratar de ser lo más amplio posibles en esta convocatoria y hacerlo de forma responsable” informó Polack.

Las pruebas en la Argentina comenzarán a gestionarse desde el Hospital Militar y desde allí podrían extenderse a distintos puntos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) . No estarán limitadas a los profesionales de la salud o personal de seguridad sino que estaría abierto a la población general.

Según se explicó, los voluntarios que se convocarán serán personas sanas -a los que se los someterá a una prueba de Covid-19 antes del ensayo- para probar la eficacia en la prevención de la enfermedad. De acuerdo a los ensayos preliminares la vacuna candidata permite desarrollar un nivel de anticuerpos altos, tan altos como los de los enfermos que se logran recuperar.

Las pruebas mostraron seguridad ya que no registraron efectos secundarios adversos, más allá de enrojecimiento localizado en el lugar donde se inyectan las dos dosis y fiebre baja, afirmó Nicolás Vaquer.

Fuente:La Nación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *