Crimen de Fabián Gutiérrez: La autopsia reveló que fue torturado y tenía tres puñaladas en el cuello

El juez Carlos Narvarte, que tiene a su cargo la investigación, rechazó el pedido de excarcelación de los cuatro detenidos por la muerte de Gutiérrez. 

El cuerpo de Fabián Gutiérrez, encontrado el sábado asesinado en El Calafate, fue sometido el domingo a la autopsia en medio de un gran hermetismo en Río Gallegos. Los primeros resultados arrojaron que fue torturado y que tenía al menos tres heridas de arma blanca en el cuello.

“En los datos preliminares tenemos que hablar que se ratificaron las heridas en el cuerpo de Gutiérrez, es decir el golpe en la cabeza y en el rostro y los puntazos en el cuello. Se suma que los forenses encontraron signos de tortura. Aún no se pudo determinar la hora de la muerte ni la causa”.

El juez Carlos Narvarte, que tiene a su cargo la investigación, rechazó el pedido de excarcelación de los cuatro detenidos por la muerte de Gutiérrez. En las últimas horas todos fueron indagados pero solo uno declaró, que fue quien indicó dónde estaba el cuerpo. En diez días el magistrado definirá la situación de ellos.

Tras la necropsia practicada en el Laboratorio Forense de Santa Cruz, solo se conoció que las conclusiones fueron transmitidas en forma telefónica a Narvarte, y que recién se harán públicas hoy.

También trascendió que el corte que el ex secretario de la vicepresidenta Cristina Kirchner presentaba en el cuello, al igual que otras heridas, fueron realizadas con un cuchillo del tipo “tramontina”.

Según se puedo saber, a Gutiérrez lo torturaron durante mucho tiempo y al final lo asfixiaron tanto que murió. Pero antes, le dieron una fuerte golpiza y con un cuchillo lo tajearon en tres oportunidades en el cuello. Sumado a los golpes que recibió en la cabeza. El cadáver estaba desfigurado, describieron.

Si bien en un primer momento la hipótesis de un crimen extorsivo tomó forma, el domingo el magistrado lo descartó. Es que ahora cree que los indicios hablan más de una ”desaveniencia” entre dos personas o un posible intento de robo, en tanto descartaba de plano el móvil político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *