Asoman millonarias demandas por expropiaciones de tierras impagas

La urbanización Los Paraísos es un caso testigo de los juicios que acechan a la Provincia.El Gobierno loteó las 60 hectáreas de Cerrillos hace 5 años y ni siquiera las tasó.

En las 60 hectáreas que se expropiaron en Cerrillos en 2015, la Subsecretaría de Tierra y Hábitat acomodó a 1.400 familias, que siguen sin escrituras y en precarias condiciones de vida.

De hecho, hasta hoy ni siquiera se reunió el Tribunal de Tasaciones ni citó al expropiado, Néstor Virgilio Cervera, a la audiencia pertinente para tratar los informes periciales de valuación de las tierras ocupadas por el loteo estatal Los Paraísos.

Con cinco años sin definiciones, el proceso expropiatorio de finca La Esmeralda, como tantos otros que dejó inconclusos el gobierno de JUAN MANUEL URTUBEY, es una brasa caliente para las arcas públicas de los salteños.

Por el precio de mercado de los 1.414 lotes que Inmobiliaria Cervera tenía definidos y aprobados antes de la sanción de ley de utilidad pública, en diciembre de 2014, la firma podría entablar una millonaria demanda indemnizatoria.

Sin presupuesto aprobado para el presente ejercicio, en diciembre se prorrogó la vigencia de 2019, en el que la gestión urtubeycista no asignó fondos para cubrir las expropiaciones de tierras que dejó impagas en la capital y el interior de la provincia.

Los pasos iniciales de la expropiación de las 60 hectáreas de Cerrillos, ubicadas en las cercanías del barrio Los Pinares, se remontan a diciembre de 2014, cuando se sancionó la ley que las declaró de utilidad pública para su adjudicación en venta a grupos familiares inscriptos en Tierra y Hábitat.

En los comienzos de 2015, por decreto 923, el Ejecutivo provincial facultó a la Fiscalía de Estado a promover el juicio expropiatorio que se inició el 12 de mayo de 2015 en el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo. En ese marco, tras un depósito de solo $172.285, el Juzgado de Paz cerrillano otorgó la posesión de las tierras a la Provincia.

Luego de que se lo desposeyera del inmueble con ese monto irrisorio, el titular del dominio solicitó que el Tribunal de Tasaciones de la Dirección General de Inmuebles fijara la valuación de las 60 hectáreas. El 21 de mayo de 2015, reiteró al Juzgado la solicitud de remisión, la que tardó 18 días en hacerse efectiva.

Recién el 22 de agosto de 2018, tres años después, el Tribunal de Tasaciones citó al perito propuesto por el expropiado para la toma de posesión del cargo. Su informe pericial se presentó el 17 de diciembre de ese año, pero sigue hasta la fecha sin el tratamiento previsto por la legislación vigente.

Consultado al respecto, Cervera aclaró que en 2013, mucho antes de la expropiación, la inmobiliaria que preside había comenzado a desarrollar el proyecto de loteo urbano La Esmeralda. Para ello había contratado a profesionales de agrimensura que realizaron relevamientos topográficos y planialtimétricos. En base a esos trabajos quedó definida una urbanización de 1.414 lotes, con sus respectivos espacios verdes y de uso institucional.

En 2014, el propietario de la finca presentó el plano de mensura y loteo en la Municipalidad de Cerrillos para su previsado. Con ese requisito aprobado, Cervera comenzó a tramitar las factibilidades y visados de otros organismos. Después de dos meses de estudios técnicos con los equipos profesionales del municipio, obtuvo formalmente el previsado del proyecto el 23 de abril de 2014.

A partir de previsado básico, para obtener la aprobación definitiva del proyecto de urbanización, la firma tramitó el visado del plano de mensura, subdivisión y loteo en el municipio de Cerrillos el 15 de abril de 2014. El 30 de ese mes empezó a gestionar la factibilidad del servicio de gas natural. La solicitud tuvo respuesta positiva de Gasnor el 18 de mayo de 2014.

Tres días después, el titular de la finca inició la tramitación de los servicios de agua potable y cloacas. El certificado de prefactibilidad para los 1.414 lotes de la urbanización La Esmeralda fue expedido por Aguas del Norte el 3 de julio de 2014. En esa certificación, la prestataria indicó que resultaba factible incorporar 70 lotes frentistas a las redes del barrio Los Pinares.

En los legajos de Inmuebles también obran constancias del trámite para el visado y aprobación posterior del plano de mensura y loteo. El expediente 18-31005 se inició el 2 de julio de 2014.

La documentación, incluida en el informe pericial que recibió el Tribunal de Tasaciones, puso en evidencia que el inmueble expropiado (matrícula 398 del departamento Cerrillos) presentaba las características de fracción urbanizable y en proceso de urbanización, con bastante antelación a su declaración de utilidad pública.

Las constancias acreditan que el propietario de las 60 hectáreas de Cerrillos fue desposeído, en mayo de 2015, sin haber recibido hasta el día de hoy la correspondiente indemnización por el valor objetivo del bien y los daños consecuentes de la expropiación.

Fuente: Diario El Tribuno

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *