Misterio por el origen de millones de pesos hallados en camiones

Sobre la ruta 34, entre Jujuy y Salta, el tráfico de dinero es una realidad. Hay varias hipótesis. El control de los lotes de billetes aportará verdad.

La ruta 34 se convirtió en los últimos días en noticias de millonarios cargamentos de dinero en efectivo y también de cocaína en grandes embarques.

Los casi 30 millones de pesos secuestrados en más de cuatro operativos en la última semana realizados por Gendarmería Nacional son por ahora un misterio.

Podrían pertenecer a bandas narco o formar parte de un mecanismo de lavado de activos de otro origen ilegal o también el retorno de maniobras con fondos aún no determinado su origen.

Lo millones de pesos estaban en billetes de 500 y 1.000.

Primer dato sorprendente: todos los operativos fueron sobre la ruta nacional 34 y con el mismo modus operandi, dinero transportado en la cabina de camiones de carga (salvo uno, que fue en un micro), en cajas, con sobres de papel madera llenos de dinero, con la identificación de la empresa o las personas a las que van destinados.

A cargo de la investigación está el titular del Juzgado Federal 1, Guillermo Molinari, quien pudo presenciar este domingo a las 20 el conteo de los billetes del cuarto de estos misteriosos secuestros. Fue cuando gendarmes detuvieron el paso de un camión Fiat Iveco, con cajas con sobres con dinero, a nombre de distintas personas y empresas. Al operativo lo hizo el Escuadrón 59 en el kilómetro 680, a la altura de la ciudad de Fernández, a unos 50 kilómetros de la capital santiagueña.

Viajaban en la cabina del camión Fiat Iveco dos hombres que, cuando los pararon, ni se inmutaron. El vehículo llevaba ladrillos cerámicos e iba de Salta a Buenos Aires.

El derrotero es siempre de norte a sur (de Salta o Jujuy a Buenos Aires).

Los choferes “mienten porque saben que no van a quedar detenidos”, agregó una fuente.

Uno de los camiones salió de una fábrica de cerámicos ubicada en Salta capital. Le secuestraron los casi 11 millones, quedó demorado en la sede de la unidad de Gendarmería. Y los choferes están libres.

El primer operativo de este tipo se realizó el 9 de junio pasado. Un camión en el que iban dos hombres y transportaba azúcar desde Tucumán hacia Buenos Aires fue detenido en un control sobre la ruta 34. Al revisar la cabina se encontraron cajas con sobres de papel madera. Había 11.974.100 pesos.

Al día siguiente, el 11 de junio, en un control también sobre la ruta 34, efectivos de la Sección Senda Hachada dependiente del Escuadrón 52 de Tartagal interceptaron un camión en el que viajaban un chofer y acompañante. Cuando revisaron la cabina, hallaron varias cajas escondidas. En todas había sobres de papel madera con dinero. Eran $3.838.000 y el camión también iba destino a Buenos Aires.

El cuarto operativo se registró este domingo en el kilómetro 680, a metros de la entrada a la ciudad de Fernández, sobre la ruta 34, unos 50 kilómetros al sur de la capital santiagueña. Fue el del Fiat Iveco y los $10.974.340 en sobres.

Lo cierto es que en una semana Gendarmería logró secuestrar $29.448.220 con una modalidad realmente poco común.

Falta mucho por saber para determinar el recorrido completo de la ruta del dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *