Renunció el ministro de Salud de Brasil por divergencias con Bolsonaro, es el segundo en 28 días

Nelson Teich, oncólogo sin experiencia en la administración pública, fue designado ministro de Salud por Bolsonaro el 16 de abril, después de la destitución de Luiz Henrique Mandetta, un firme defensor de las cuarentenas. Renunció en medio de las presiones de Bolsonaro para que liberara la prescripción del remedio cloroquina a los enfermos de coronavirus, algo objetado por los médicos. 

El ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich, que había asumido hace apenas 28 días, renunció hoy después de varios roces con el presidente Jair Bolsonaro por sus diferencias en torno a cómo combatir al coronavirus.

Teich había reemplazado el 17 de abril al expulsado Luiz Henrique Mandetta, quien se había negado a aceptar la política del fin del distanciamiento social propuesta por el ultraderechista presidente de Brasil.

El ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich, renunció hoy luego de estar 28 días en el cargo, en medio de la presiones del presidente Jair Bolsonaro para que liberara la prescripción del remedio cloroquina, para lupus y malaria, a los enfermos del nuevo coronavirus, algo objetado por los médicos, se informó oficialmente en un comunicado.

La renuncia fue anunciada por el propio Teich en una breve nota oficial en la que solamente informó sobre la dimisión y anunció una rueda de prensa.

Teich, oncólogo sin experiencia en la administración pública, fue designado ministro de Salud por Bolsonaro el 16 de abril, después de la destitución de Luiz Henrique Mandetta, un firme defensor de las cuarentenas. Por esa razón había chocado con el Presidente, que está en contra de las medidas de confinamiento para impedir la propagación de la pandemia, que hasta hoy se cobró en Brasil casi 14.000 muertos.

Incompatibilidades
Teich alegó incompatibilidades con Bolsonaro, que además promovía el uso de la cloroquina contra el nuevo coronavirus. Según trascendió en medios periodísticos brasileños, las mayores diferencias entre el ministro y el mandatario fueron en relación a las cuarentenas, pero también por el uso de esta droga para tratar a los pacientes de Covid-19.
Las diferencias entre Bolsonaro y Teich llegaron a un punto de no retorno esta semana.

El ahora exministro se enteró en medio de una conferencia de prensa que el Gobierno acababa de incluir entre las llamadas “actividades esenciales”, que deben funcionar aún con las cuarentenas, a los gimnasios, peluquerías y salones de belleza.
Teich reconoció ante los periodistas que ni él ni los técnicos de su despacho habían sido consultados sobre el asunto, y atribuyó esa decisión al Ministerio de Economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *