Liberaron a los dos policías de la comisaría 4ta en el caso Rosa Sulca

Los efectivos habían ido a la casa de la víctima la noche del crimen, atendiendo al llamado realizado al 911, pero al no obtener respuesta desde dentro de la vivienda se retiron.

En la tarde de hoy y tras más de dos semanas privados de la libertad, los efectivos Antonio Sanhueso y Juan Carlos Vizcarra fueron liberados y seguirán imputados por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y abandono de persona seguido de muerte, ambos en calidad de autores. El 28 de abril, en una vivienda de Villa Mitre, la maestra Rosa Sulca (48) fue violentamente asesinada, por el femicidio hay dos personas detenidas, una menor de 17 años y un joven de 20.

La madrugada del martes 28 de abril los uniformados que fueron liberados hoy por orden del Juzgado de Garantías de Primera Nominación, a cargo de Ada Zunino, llegaron hasta la casa de la víctima donde, según fuentes de la investigación, llamaron en varias oportunidades sin obtener respuestas y se volvieron a la dependencia. Esa misma madrugada, cerca de las 2.40, la mujer había llamado al Sistema de Emergencias 911, desesperada pidió ayuda sin que nadie hiciera nada.

Ayer, la fiscal Verónica Simesen amplió el decreto de imputación y cinco personas fueron imputadas por el femicidio de Rosa del Milagro Sulca. Tres policías pertenecientes al Sistema de Emergencias 911 y a dos civiles, vinculados al Área de Demanda Ciudadana dependiente del Ministerio de Seguridad, quienes fueron imputados por los mismos delitos de Sanhueso y Vizgarra.

Se trata de los efectivos Héctor Roberto Herrera (sargento), Gustavo González (jefe) y Nolberto Corvera (sargento), encargados del despacho del 911. En tanto, Pablo Exequiel Bizón Enríquez, quien recibió la llamada de la maestra Rosa Sulca, y Marcelo Rubén Tintilay Cordeyro, supervisor de Demanda Ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *