Falleció en el país el primer médico por coronavirus: La esposa también dio positivo

El facultativo tenía tenía 56 años. Había sido aislado el 14 de abril. 

Héctor “El Chino” Bornes, de 56 años, domiciliado en la ciudad de San Vicente, es el primer médico bonaerense que muere a causa del coronavirus. Según confirmaron a Clarín fuentes sanitarias y municipales, el doctor graduado en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y con 30 años de trayectoria en el sistema público fue internado de urgencia este jueves en el hospital Cuenca Alta, de Cañuelas.

Estuvo en la terapia unas horas y murió por las severas complicaciones respiratorias que le provocó el COVID-19. Trabajaba en el hospital municipal Angel Marzetti, de Cañuelas, y se había autoaislado en su domicilio del centro de la localidad de San Vicente, el 14 de abril, cuando tuvo los primeros síntomas de fiebre y dolor de cabeza.

El medio Info Cañuelas lo contactó por la mañana para conocer su estado de salud, y él respondió: “Nunca me gustó estar en las noticias, no soy mediático, y siempre cultivé un perfil bajo los últimos 30 años. Les agradezco la consulta, pero prefiero no hablar”. Luego, cuando le consultaron cómo se sentía, contestó: “Como se puede”.

Al confirmarse la muerte del profesional, el municipio de Cañuelas emitió un comunicado en el que lamenta el fallecimiento de Bornes y explica que la intendenta Marisa Fassi decretó 48 horas de duelo para homenajearlo.

Además, añade: “Expresamos por este medio nuestro pesar y le hacemos llegar nuestras condolencias a su familia, en especial a sus hijos y su esposa. El Chino como lo conocían sus compañeros de trabajo en el Hospital fue siempre depositario del cariño y el respeto de todos”.

Bornes era oriundo de Carlos Casares, provincia de Buenos Aires, y se desempeñaba desde hace más de 30 años en el hospital y en las salas de atención primaria de Santa Rosa y Los Pozos.

Tal como consigna el medio local, había tenido un infarto hace aproximadamente 5 años y en los últimos tiempos tenía bajos niveles de plaquetas. El médico tenía dos hijos, Sebastián y Manuel, y el 7 de mayo hubiera cumplido 57 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *