Rugbiers: fiscal aseguró que “se habrían cambiado la ropa”

Investigan si los acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa cambiaron su vestimenta ensangrentada en un local cercano.

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, aseguró ayer que “hay un video que está en análisis, en el cual los imputados se habrían cambiado de ropa en un local cercano”, lo que podría complicar más su situación.

En ese sentido, Escoda sostuvo que “es usual en personas que cometieron un delito que procedan a cambiarse la ropa”, hecho que podría complicar la defensa de los acusados si busca explicar que se fueron sin saber que habían matado a Fernando Báez Sosa.

El abogado Fernando Burlando, representante de la familia de Báez Sosa, sostuvo horas antes que más allá de no ser reconocido por los testigos, Alejo Milanesi tenía marcas como de rasguños que lo ubicarían en el ataque contra la víctima.

Sobre este hecho puntual, el fiscal general de Dolores precisó: “Puede ser que haya algunos que tengan algún rasguño y eso no sirva para seguir en el proceso”.

Respecto a los motivos que le ocasionaron la muerte a Báez Sosa, explicó: “Fernando tuvo un golpe muy fuerte en el cráneo que no produjo pérdida de masa encefálica y también tuvo un golpe muy fuerte en el hígado. El deceso se produjo por un sagrando interno en el cerebro”.

En declaraciones al canal Todo Noticias (TN) reveló que “se va a llamar a testimonial a los médicos para especificar un poco más este tipo de lesiones” y agregó que “ahora se inicia una semana de reflexión de información con pruebas que ya fueron presentadas y etapa de compaginación de las pericias, para decidir la fiscal si va a solicitar la prisión preventiva”.

En ese aspecto, hoy la fiscal Verónica Zamboni tendrá toda la información extraída de los teléfonos celulares, incluido el de Pablo Ventura y exceptuado el de Ayrton Viollaz, quien al momento de ser detenido el 18 de enero pasado dijo que no tenía.

La semana pasada se desbloquearon todos los aparatos y se extrajeron más de cuatro terabytes de información, de la cual habrá que ver cuál es la que tiene importancia para la causa.

Por último, Escoda negó que los rugbiers tengan beneficios especiales dentro del penal de Dolores, y ratificó que la carátula por el crimen de Fernando es “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”.

La fiscal Zamboni pidió el sábado el sobreseimiento de Ventura, el imputado número 11, ante el juez de garantías David Mancinelli, porque quedó demostrado que no participó del asesinato a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

Ahora el magistrado pedirá opinión a los abogados de la familia Báez Sosa -son parte del expediente-, Fernando Burlando y Fabián Améndola, para definir su decisión.

El crimen de Fernando (19) fue cometido el 18 de enero último a la salida del boliche “Le Brique”, en avenida 3 y paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven fue atacado a golpes de puño y patadas en plena vía pública. Los diez acusados son Alejo Milanesi (20), Máximo Thomsen (20), Lucas (18), Ciro (19) y Luciano (18) Pertossi, Matías Benicelli (20), Juan Pedro Guarino (19), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20).

Alejo Milanesi, el único de los diez imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa en la localidad balnearia de Villa Gesell que no fue identificado durante las ruedas de reconocimiento, tiene una “lesión que habla de algún tipo de agresión” o de que la víctima “se pudo haber defendido”, según informó ayer tarde el abogado Fernando Burlando, que representa a los familiares del joven asesinado.

Burlando explicó que “casi todos los involucrados en el hecho registran algún tipo de eritema o escoriación”, que pueden denominarse “rasguño” o “hematoma”, y que en el caso específico de Milanesi (20), “la lesión habla de algún tipo de agresión o refiere a la idea de que Fernando se pudo haber defendido”.“Tener una lesión en un lugar propicio o vinculante con la escena del crimen es algo que tiene mucha contundencia en esta instancia”, aseguró el letrado, restándole importancia al hecho de que Milanesi es el único de los diez imputados que no había sido identificado en las ruedas de reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *