Qué se sabe del ataque en el que EE.UU. mató al poderoso general iraní Qasem Soleimani

Bagdad-Un bombardeo de Estados Unidos mató hoy al general al general Qasem Solemani,jefe de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución, entidad encargada de las operaciones exteriores de la República Islámica. El ataque despertó la alarma global por el aumento de las tensiones regionales y los llamados de “venganza”desde Teherán.

El ataque tuvo lugar a primera hora de hoy (hora local)cerca del acceso al aeropuerto de Bagdad, luego de que el general Soleimani bajó de su avión y entró en un auto con otras personas,señaló un alto funcionario de seguridad iraquí. El comandante iraní llegaba desde Líbano o Siria. En el ataque contra el convoy de vehículos murieron nueve personas, entre ellos Abu Mehdi al-Muhandis,principal hombre de Irán en Irak.

Un responsable militar estadounidense aseguró que el impacto que pulverizó los vehículos se realizó con “un tiro de precisión de drone”,después de los Guardianes de la Revolución indicaran que se había tratado de un ataque con helicópteros.

Los cuerpos de Soleimani y Al-Muhandis quedaron destrozados, según fuentes oficiales. Un político de alto rango apuntó que el general fue identificado gracias a un anillo.

El martes y miércoles últimos, milicianos proiraníes asaltaron la embajada estadounidense en Irak tras un bombardeo de las fuerzas de Washington a la milicia Kataeb Hezbollah,fundada por Muhandis,que dejó 25 muertos.

El ataque se encuentra dentro de las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán. Teherán derribó un dron militar estadounidense y detuvo a barcos petroleros el año pasado, mientras que Estados Unidos culpa a Irán de varias agresiones a buques cisterna,así como de un ataque en septiembre contra la industria petrolera de Arabia Saudita que provocó la reducción temporal de su producción a la mitad.

La tensión derivan de la decisión adoptada por Trump en mayo de 2018 de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear entre la República Islámica y las potencias mundiales durante el gobierno de su predecesor, el expresidente Barack Obama.

El objetivo principal del ataque era el poderoso general Qasem Soleimani, de 62 años, uno de los personajes más populares de Irán y un temido adversario de Estados Unidos y sus aliados. Soleimani, jefe de la Fuerza Quds,era el hombre clave de la influencia iraní en Medio Oriente, donde reforzó el peso diplomático de Teherán, sobre todo en Irak y Siria, dos países donde Estados Unidos está implicado militarmente.

En la operación, murió también Abu Mahdi al- Muhandis subcomandante de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP)un grupo paramilitar respaldado por Teherán.

Jamal Jaafar Ibrahimi,su verdadero nombre, era el dos de Hashd Al Shaabi,una coalición para militar proiraní que forma parte del aparato de Estado iraquí y que encabezó el asalto a la embajada de Estados Unidos esta semana. Era conocido con el nombre de Al-Muhandis (ingeniero en árabe)y era asesor y amigo de Soleimani.

El guía supremo iraní nombró hoy a Esmail Qaani como nuevo jefe de la Fuerza Al Quds.El ayatollah Jameine describió a Qaani,hasta ahora jefe adjunto de la Fuerza Al Quds ,como “uno de los comandantes más condecorados “de los Guardianes de la Revolución.

Las órdenes de la Fuerza Al Quds siguen siendo las mismas que las de Soleimani, resumió Khamenei.

Donald Trump ordenó el ataque desde sus vacaciones en su centro turístico en Palm Beach, Florida, afirmó anoche el Pentágono. Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a diplomáticos y militares estadounidenses en Irak y en toda la región, señaló el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

El ataque suscitó una nueva fractura entre demócratas y republicanos, quienes apoyaron la decisión del mandatario. El ataque realizado en Irak se ejecutó sin notificación o consulta con el Congreso ,dijo en un comunicado el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel,quien se manifestó profundamente preocupado por las repercusiones del ataque.

Seguir adelante con una acción de esta importancia sin involucrar al Congreso plantea serios problemas legales y es una afrenta a los poderes del Congreso, agregó Engel.

En tanto Estados Unidos pidió a los ciudadanos que salgan de Irak. En el país hay aproximadamente 5200 soldados que colaboran en la formación de las fuerzas locales y en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico.

Por su parte Irán reaccionó rápidamente a la noticia y amenazó con vengar la muerte de Soleimani, además habrá un duelo nacional por tres días.

“El mártir es la recompensa de su inalcanzable trabajo durante estos años. Si Dios quiere, su obra y su camino no se detendrán allí, y una venganza implacable espera a los criminales que han llenado con su sangre y la de los otros mártires “,dijo el líder supremo iraní, el ayatollah Ali Khamenei.

“No hay ninguna duda de que la gran nación de Irán y otras naciones se vengarán por este horrible crimen del criminal Estados Unidos “,expresó el presidente Hassan Rohani.Esto es un acto vil y cobarde y es otro signo de la desesperación y debilidad de Estados Unidos en la región, aseguró.

Irán convocó a un responsable de la embajada de Suiza, que representa los intereses estadounidenses en Teherán, en ausencia de vínculos diplomáticos entre Estados Unidos e Irán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *