Hipotecados UVA reclaman al Gobierno el urgente congelamiento en la cuota y el capital

La agrupación Hipotecados UVA Autoconvocados pidió al Gobierno nacional tener en cuenta los reclamos realizados por las familias endeudadas con ese crédito y consideró que no es conveniente actualizar las cuotas con el Coeficiente de Variación Salarial (CVS). 

La agrupación Hipotecados UVA Autoconvocados pidió al Gobierno nacional tener en cuenta los reclamos realizados por las familias endeudadas con ese crédito y consideró que no es conveniente actualizar las cuotas con el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

  • “El esfuerzo sólo lo hacen los hipotecados”, sostuvo en un comunicado en el que apuntó: “Reclamamos que se nos tenga en cuenta al momento de llevar adelante modificaciones”.

De ese modo, en el texto se resalta que “en lo inmediato”, el sector pide un “urgente congelamiento en la UVA que alcance cuota y capital y abarque a todo el universo de hipotecados, hasta tanto se conforme una mesa de diálogo”.

“No constituye un buen primer paso tomar medidas ignorando nuestros reclamos. Es necesario transformar estos créditos y convertirlos en instrumentos previsibles a largo plazo que permitan a las familias afrontar el pago de sus cuotas sin seguir padeciendo un permanente deterioro en su calidad de vida”, subrayó. .

Según su consideración, cambiar el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), vinculado con la inflación por el CVS “no brinda ninguna solución”.
“En el corto plazo, hasta podría resultar contraproducente dado que se espera que los salarios crezcan por encima de la inflación”, apunta el texto. 

Además, criticó: “No es correcto centrar el análisis asumiendo que existe una ´ganancia patrimonial´ por el crecimiento en el valor de los inmuebles”.
“En su mayoría, los créditos fueron otorgados para adquirir viviendas únicas, y los inmuebles no se compraron especulando con obtener una ganancia de capital, la cual es relativa teniendo en cuenta la profunda recesión que atraviesa el mercado inmobiliario”, evalúa el comunicado.

El comunicado

“La Ley de Solidaridad y Emergencia Económica facultó al BCRA. a evaluar el sistema de préstamos UVA. y estudiar mecanismos para mitigar sus efectos negativos.
En el BCRA. establecieron que las familias, dedican el 29 % de sus ingresos al pago de las cuotas y que los deudores ganaron en patrimonio por la suba de los inmuebles.

Abordar “los efectos negativos del sistema UVA.”, concentrándose en la relación entre las cuotas y los ingresos, constituye un grave error. A ningún técnico del BCRA. -menos a sus autoridades- se les puede escapar que los hipotecados nos encontramos sobre endeudados para cumplir con el pago de la cuotas de nuestros créditos, y que como consecuencia de ello nuestras tarjetas de créditos se encuentran sobre giradas y hemos apelado a créditos personales y familiares para no caer en mora.

El “índice de pérdida de calidad de vida”, no se refleja en los cálculos que realizan los técnicos del BCRA.
Asimismo, no es correcto centrar el análisis asumiendo que existe una “ganancia patrimonial”, por el crecimiento en el valor de los inmuebles. En su mayoría los créditos fueron otorgados para adquirir viviendas únicas, y los inmuebles no se compraron especulando con obtener una ganancia de capital, la cual es relativa teniendo en cuenta la profunda recesión que atraviesa el mercado inmobiliario.
No es a través del cambio del índice de indexación, como se va a lograr paliar los ruinosos efectos de estos créditos.Cambiar CER por CVS no brinda ninguna solución. En el corto plazo hasta podría resultar contraproducente dado que se espera que los salario crezcan por encima de la inflación.
Desde el Colectivo reclamamos que se nos tenga en cuenta al momento de llevar adelante estas modificaciones, las cuales serían inminentes. En lo inmediato reclamos un urgente congelamiento en la UVA que alcance cuota y capital y abarque a todo el universo de hipotecados, hasta tanto se conforme una mesa de diálogo que nos incluya. No constituye un buen primer paso tomar medidas ignorando nuestros reclamos. Es necesario
transformar estos créditos y convertirlos en instrumentos previsibles a largo plazo que permitan a las familias afrontar el pago de sus cuotas sin seguir padeciendo un permanente deterioro en su calidad de vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *