Advierten que otro congelamiento de los precios de las naftas provocaría desabastecimiento

El gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández definen la próxima semana si hay aumento de combustibles, Entre la inflación, la presión del sector y la necesidad de inversión en Vaca Muerta, aseguran que los combustibles están un 15 por ciento debajo del valor que tendrían que tener. 

Entre el objetivo de detener la inflación, la presión del sector pretrolero y estacionero y la necesidad de incentivar la inversión en Vaca Muerta, el gobierno nacional definirá la semana próxima si va a haber aumento de naftas en enero.

No se sabe de cuánto sería el ajuste en surtidores, aunque el retraso en el precio se estima que ronda el 10% (para las petroleras es de 15%). Sí se descartaría un congelamiento durante el verano. A diferencia de los servicios públicos como el gas, la luz y el agua, que no aumentarán durante los próximos seis meses, según lo establece la Ley de Solidaridad; los precios de los combustibles no estarían entre los que ingresarían al “freezer”.

Sin embargo, el aumento no seguiría las expectativas del sector petrolero, sino que se negociaría como un gesto para no desincentivar las inversiones y la actividad en Vaca Muerta. Por su parte, los estacioneros estimaron un atraso de hasta 15% en el valor de los combustibles y advirtieron que otro congelamiento de precios provocará un desabastecimiento en los surtidores.

Los principales directivos de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra) sostuvieron que la crisis económica y los 90 días del congelamiento de precios decretado por Mauricio Macri derivaron en una caída de ventas anuales del 2,3%, tras varios años en crecimiento,.

Tampoco se logró por ahora reducir a 48 o 72 horas el plazo de depósito de la facturación con tarjetas ni achicar las comisiones de 1,5% por pago con crédito y 1% con débito, puntualizaron.

Con la novena alza del año autorizada el primer día de diciembre, las estaciones de servicio de YPF, Shell y Axion aplicaron 6% sobre el valor de la nafta y el gasoil.
En tanto en el interior del país se quejan de pagar el combustible entre 6 a 7 pesos más caro el litro que en Buenos Aires, y buscan que los precios sean igualados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *