Alberto Fernández asumió como Presidente

Juró ante la Asamblea Legislativa junto a Cristina Fernández de kirchner. Mauricio Macri le entregó los atributos. 

Alberto Fernández juró este mediodía como Presidente de la Nación frente a la Asamblea Legislativa y la Argentina tiene nuevo mandatario por los próximos cuatro años. Acto seguido, Cristina Kirchner juró como Vicepresidenta de la Nación, ante legisladores, gobernadores, intendentes, jueces y líderes internacionales.

En una ceremonia presidida por la vicepresidenta saliente Gabriela Michetti, Fernández finalizó su juramento con: “Que Dios y la Patria me lo demanden”.
A su turno, Cristina Kirchner juró: “Que Dios, la Patria y y el pueblo, como siempre, me lo demanden”.

Además, recibió de manos del saliente Mauricio Macri el bastón y la banda, atributos de mando, tras jurar como mandatario por los próximos cuatro años.  “Suerte”, le deseó Macri a Fernández al darle un abrazo tras colocarle la banda presidencial en el recinto de la Cámara de Diputados. El Presidente ahora brinda su primer discurso como Presidente de la Nación.

Fernández convocó “a la unidad de toda la Argentina en pos de un nuevo contrato ciudadano social”.  “Vengo a convocar a la unidad de toda la argentina en pos de un nuevo contrato ciudadano social, fraterno y solidario”, sostuvo el flamante mandatario en el Congreso.
 En su discurso de asunción, el jefe de Estado destacó su “compromiso democrático” para que se garantice “el respeto a los disensos”. “Las insuficiencias y problemas de la democracia se resuelven con más democracia”, añadió.

“Nadie sobra” en el país y subrayó: “Vengo a invitarlos a construir el sueño de esa Argentina democrática que aún nos merecemos”.  “Nadie sobra en nuestra Nación, ni en sus ideas, ni en sus manifestaciones, tenemos que suturar muchas heridas”, enfatizó Fernández.  A su entender, “apostar a la fractura y a la grieta, es apostar a que esas heridas sigan sangrando”.
 “Quiero ser capaz de corregir mi errores, en lugar de situarme en un pedestal”, señaló el flamante Presidente.Ante la Asamblea Legislativa, sostuvo, además, que es necesaria una “convivencia positiva”, partiendo “de que toda verdad es relativa”, y -según dijo- tal vez se logre “una realidad superadora, como dijo Néstor Kirchner”.

En otro tramo del discurso aseguró que “sin distinciones a colocar a la Argentina de pie al desarrollo con justicia social”. “Los vengo a convocar sin distinciones para colocar a la Argentina de pie para el desarrollo con justicia social”, sentenció Alberto Fernández en el inicio de su discurso en el Congreso de la Nación.
 “Es necesario poner Argentina de pie para avanzar, recuperar equilibrios sociales económicos y productivos que hoy no tenemos, ser conscientes de las profundas heridas que padecemos y necesitan curarse”, agregó.
“Tenemos que superar el muro del rencor y el odio, el hambre que deja a millones a hombres y mujeres, y superar el del despilfarro de nuestras energías productivas. Estos muros y no nuestras ideas distintas son los que nos dividen, no quiero que las palabras sena un monólogo”, completó.

Y subrayó que “superar el muro de las fracturas implica crear una ética de las prioridades”, ante lo cual llamó a “poner un freno a la catástrofe social”.  “Superar el muro de las fracturas implica crear una ética de las prioridades: empezar por los últimos para poder llegar a todos. Toda la Argentina unida le tiene que poner un freno a la catástrofe social: sin pan, no hay democracia ni libertad”, sostuvo el flamante mandatario en el Congreso.
En su discurso de asunción, el jefe de Estado señaló que “la primera reunión será sobre el Plan Integral contra el Hambre” para “ponerle fin a este presente penoso”.
 “Los marginados y excluidos los afectados por la cultura del descarte no sólo necesitan premura un pedazo de pan al borde de nuestra mesa, necesitan ser parte, comensales en la misma mesa, la mesa grande de una Nación que tiene que ser nuestra casa común”, añadió Alberto Fernández.

Desempleo de los jóvenes

Aseguró también que pregonará por un Estado “presente y constructor de una economía social” y anunció que creará un sistema masivo de créditos no bancarios a tazas bajas.
Fernández hablo de “prioridades” económicas, ya que las familias están “asfixiadas” por los “altos niveles de endeudamiento” porque han tomado créditos “para comprar alimentos, remedios o pagar facturas de servicios”.
También refirió a la situación “dramática” de las pequeñas y medianas empresas y aseguró que en la economía que viene se tendrá en cuenta al “cooperativismo y la agricultura familiar”: “la cultura del trabajo se garantiza creando trabajo, no de otro modo”.
En ese sentido, refirió a que en los jóvenes el índice del desempleo es del 30 por ciento y en las mujeres más aún, sumado a que más de un millón de jóvenes “no estudian ni trabajan”.

La economía 

“Va a llevar algún tiempo lograr” la recuperación de la economía, como consecuencia de “las malas decisiones” adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri.   “Va a llevar algún tiempo lograr aquello que todos queremos”, expresó Fernández ante la Asamblea Legislativa.
En su primer discurso como Presidente, sostuvo que en los próximos días convocará a todos los sectores para “impulsar un conjunto de medidas económicas y sociales que comiencen a revertir el atraso social y productivo”.
 Dijo, al respecto, que impulsará “la puesta en marcha de acuerdos básicos” para que “la Argentina se encienda y pueda volver a caminar”.
 En ese pasaje de su discurso, señaló que el macrismo dejó “la tasa de desocupación más alta desde 2006”, y llevó “el dólar de 9,70 a 63 pesos solo en cuatro años”.
 “La Argentina no para de achicar su economía”, afirmó Fernández, e indicó que “la pobreza actual está en los valores más altos desde 2008, se han retrocedo más de 10 años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *