14 Municipios dijeron basta y renovaron sus intendentes

Las elecciones del domingo dejaron mucha tela para cortar. Los salteños se acercaron a las urnas por última vez en el año y dieron un mensaje claro a sus representantes comunales. Fueron 14 los municipios que le dijeron no a los intendentes y enfrentarán el cambio de autoridades.

En casos particulares, los intendentes protagonizaron gestiones sostenidas por décadas con resultados muy poco satisfactorios, mientras que generaciones enteras vivieron solo bajo el dominio de esta sola figura de autoridad.

La caída de los patrones del norte

Moisés Balderrama era uno de los aspirantes a renovar su mandato y Santa Victoria Este rechazó esta postulación dando lugar a un indígena para conducir los destinos del municipio. Las importantes falencias durante su gestión jugaron un papel principal en la salida del jefe comunal y la llegada de Rogelio Nerón. En Santa Victoria Oeste tras 8 años, los vecinos decidieron despedir a Andrés “Lino” Flores, puesto que será ocupado por Victor Santos Quispe.

Quien después de 28 años deberá retornar a sus actividades privadas, en caso de tenerlas, son los Pedroza en Urundel. Los vecinos le dieron la espalda al jefe comunal, Néstor Pedroza y su hermano Froilan, ya que durante las PASO rechazaron la postulación dando lugar a “Chivito” Gutierrez, este a en las generales no pudo con Victor “Gondi” Caraita, el nuevo intendente indígena de esta localidad de Orán.

Pichanal dio un fuerte revés al intendente que alguna vez se consideró inteligente. Luego de recibir fuertes acusaciones, y hasta encontrarse imputado por enriquecimiento ilícito, Julio Jalit no podrá alcanzar los 20 años al frente del municipio que esperaba. Sebastián Dominguez será el nuevo intendente.

Quien pasó tranquilo los 20 años fue Alfredo “Fredy” Llaya al frente de Embarcación, sin tocar tronera, pretendía llegar a las 3 décadas como intendente pero no le alcanzó y Carlos Funes lo superó. En este caso también generaciones completas conocieron solo el mando de esta familia que se quedó fuera de la administración pública en ese municipio que busca una salida al olvido y la postergación a la que fueron sometidos.

El último gran derrotado del norte fue Eduardo “Chanchin” Leavy, el hermano del senador Nacional electo, ocupo el puesto de intendente en Tartagal tras la salida de su hermano, Sergio “Oso” Leavy. Como presidente del Concejo Deliberante, llegó al Ejecutivo Municipal como intendente interino pero en las urnas los tartagalenses le dieron la negativa, y con una diferencia mínima eligieron al radical Mario Mimessi.

Renovando el Valle de Lerma

Los aires de cambio alcanzaron también el centro de nuestra provincia. Muy cerca de la capital que eligió a Bettina Romero como la intendenta, San Lorenzo le puso un freno a la gestión de Ernesto “Kila” Gonza, a quien la justicia espera para dar explicaciones sobre varias denuncias que marcaron su paso por esta intendencia.

En La Merced, los 28 años de Juan Ángel Pérez también llegaron a su fin, los vecinos de esta localidad del Valle de Lerma decidieron darle la oportunidad de alcanzar el mando a Javier Rafael Wayar

Más al Sur en Coronel MoldesRita Carreras deberá dejar el Ejecutivo Municipal en manos de Omar Cesar Carrasco. Este departamento renovó las autoridades de los dos municipios que lo conforman, es así que Mario Eduardo Aramayo, aspirante a renovar su condición de jefe comunal en La Viña, no fue consentido por los vecinos que optaron por Alba Elizabeth Sánchez.

De la misma manera esta importante renovación que venimos describiendo alcanzó a Campo Quijano, donde Manuel Cornejo tuvo dos periodos como intendente, deberá dejar el cargo en manos de Carlos Folloni.

En el Valle del Sianca también tuvo su efecto. Los vecinos de General Güemes le soltaron la mano a la intendenta Alejandra Fernández, quien estuvo al frente del municipio solamente por cuatro años. Esto para los güemenses fue suficiente y decidieron renovar el Ejecutivo Municipal dejándolo en manos de Sergio Salvatierra.

Asimismo, El Bordo le dio la espalda a Raúl “Rata” Martinez, quien venía de suceder la intervención del municipio y pretendía renovar su mandato. No hubo oportunidad para Martinez, y el renovado jefe comunal será Sergio Alejandro Copa.

El viento del sur también dijo basta

Otra de las dinastías con más años al frente de la intendencia sucedió en General Pizzarro, en esta localidad los Talló fueron la única autoridad que muchos conocieron. En las urnas, los vecinos le pusieron un freno al sueño de 3 décadas de Miguel Talló, coronando a Francisco Antonio Pérez.

Por último, debemos citar lo sucedido en El Quebrachal, donde Nardo García, otro de los vitalicios, buscaba renovar su mandato una vez más pero esto no le fue posible ya que los vecinos fueron contundentes en su elección y por una importante diferencia dieron paso a un nuevo intendente, Rolando Rodolfo Rojas.

El mensaje de los votantes fue claro no solo para las autoridades sino también para todos los salteños que viven bajo los eternos mandatos de quienes, cual patrón de estancia, conducen los municipios a su antojo. El sueño de cambiar y liberar ciudades de estos colmillos, como también de ambiciones eternas son una posibilidad real, y está en las manos de todos y de cada uno. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *