“Hay un acuerdo entre Sáenz y Olmedo en Rosario de la Frontera”

Gustavo Orozco, candidato a intendente por Rosario de La Frontera y actual diputado participó ayer del ciclo de entrevistas por Facebook Live del diario El Tribuno. Durante el encuentro explicó los motivos de su alineación a la candidatura de Gustavo Sáenz. En las PASO realizó campaña con el frente de Alfredo Olmedo. Además detalló sus proyectos, se refirió a la problemática de la salud, adicciones y opinó sobre la coparticipación. 
 Usted era candidato de Alfredo Olmedo y se unió al frente de Gustavo Sáenz ¿Que lo motivó a tomar esa decisión?
No fue una decisión personal. Fue un acuerdo de Alfredo Olmedo con Gustavo Sáenz mediante el que pactaron, en virtud de que entendían que siete de cada 10 rosarinos, fundamentalmente por la situación que ocurre en Rosario y que es muy particular, no quieren continuar con la actual gestión municipal.
El senador Diego Pérez que busca renovar su banca por el frente Sáenz Gobernador había salido segundo en las PASO y yo también había salido segundo para intendente. Entonces en un gesto que considero que marcará un antes y un después en la política, la candidata a intendenta, la doctora Rita Gamietea, también de Sáenz sacó prácticamente 3.000 votos, decidió bajarse y sumarse a nuestro equipo a trabajar. Lo mismo hizo nuestra candidata a senadora, quien fue tres veces intendente, doña Rómula Montero.
La labor de Diego ha sido excelente en la Cámara de Senadores y entendemos que el rosarino está pidiendo eso. 
Lo que se hizo de forma muy inteligente, tanto Alfredo como Gustavo, es permitirle a los rosarinos que puedan decidir entre dos modelos: el modelo que hoy tiene Gustavo Solís con el cual viene gobernando y el modelo que nosotros proponemos. Quiero destacar que Sáenz me ha ayudado en varias oportunidades a resolver problemas de los rosarinos cuando él era candidato a intendente y yo a diputado. Es una persona con la cual me identifico por su forma de trabajar pero sin lugar a dudas mi corazón siempre va a seguir siendo amarillo. 
¿Cuáles son sus principales proyectos?
Darle continuidad a la emergencia alimentaria en Rosario de la Frontera porque entiendo que no debe haber ninguna persona que no pueda tener acceso a las cuatro comidas diarias. Esta será una de las razones por las que voy a luchar y voy a declararla una prioridad a nivel del municipio.
En segundo lugar, propongo trabajar en conjunto con el Ministerio de Salud ya que tenemos un hospital que no cubre todo. Rosario de la Frontera es una ciudad que ya tiene aproximadamente 50.000 habitantes. A eso se suman todas las derivaciones que vienen de El Tala, La Candelaria, El Jardín, El Potrero y que recaen en la atención que deben brindar los médicos y se hace imposible. La gente se queja diariamente de lo mal que está el sistema de salud. La problemática es que no hay ninguna clínica, entonces el que no tiene obra social y el que la tiene lo mismo se ve obligado a acudir al hospital. 
Es importante trabajar para que se pueda construir una clínica. Entonces aquellas personas que cuentan con obra social y que son un 60% seguramente optarán por ese lugar y se descomprimirá la atención en el hospital. 
¿Como está la situación de la seguridad?
La seguridad es un problema muy grande. El domingo pasado ocurrió algo que no ha salido a la luz por el hermetismo de la prensa rosarina en blindar los hechos porque entienden que si se da a conocer lo que pasa, por lo general, va en desmedro o en contra del actual intendente. El suceso tuvo lugar en un paraje que se llama San Lorenzo, donde 10 personas entraron a una vivienda y golpearon a un policía que se encontraba de visita ahí. Estaba junto a su esposa y su hijo. Al efectivo lo dejaron maniatado, le rompieron la cabeza con la culata de una pistola y robaron en la casa. La gente me dice: “Acá están pasando cosas que no han pasado nunca”, por ejemplo, que te pongan un cuchillo en la garganta para quitarte el celular. El problema es que ha aumentado mucho el consumo de drogas.
¿Qué piensa hacer para combatir las adicciones?
Hay que empezar a trabajar en la educación, con las familias para que haya un control masivo por parte de ellas. La educación empieza en la familia. 
La única forma de combatir la droga es con trabajo, la convivencia armoniosa con la familia y la espiritualidad. Quiero explotar el deporte para sacar a los chicos de las drogas. Fomentaré los clubes barriales. La creación de un centro de recuperación de adictos también está contemplada. 
¿Cree que es necesario cambiar el esquema de reparto de la coparticipación para que los municipios reciban más plata?
Es importante que un municipio tenga autonomía y pueda disponer de sus ingresos, por una cuestión operativa. Estaría bueno que se reciba más dinero y se lo pueda volcar en el mantenimiento de las escuelas, obras en el hospital, pero por ahí se da otra situación: que la falta de control y cumplimiento que ha existido en los últimos tiempos hace dudar de hasta donde algunos municipios merecen que se les dé la libertad que han venido teniendo. Rosario de la Frontera es uno de ellos. Estaría bueno que lleguen los recursos pero que los controles sean mucho mas efectivos. Esto lo dice un hombre que no tiene dudas de que va a ser intendente pero que quiere que lo controlen también. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *