Violencia en Santiago: Sebastián Piñera decretó el toque de queda, pero suspendió la suba en el subte

Es un sábado atípico en Santiago. Hay poco movimiento en las calles del centro y en cada esquina la presencia de militares y carabineros, como es conocida la policía chilena. Grupos de jóvenes deambulan por la zona de la Alameda y plaza Balmaceda. Algunos con sus rostros tapados, en medio de barricadas, saqueos a comercios, cacerolazos, basura y un espeso humo que envuelve los alrededores de la Universidad Católica al pie del cerro Santa Lucía.

Tras una semana de violentas protestas, ayer hubo dos anuncios casi simultáneos. Primero, el presidente Sebastián Piñera dio marcha atrás con la suba de tarifas en el subte, lo que había disparado la revuelta popular, y luego el jefe de la Defensa nacional, general Javier Iturriaga, declaró el toque de queda a partir de las 22 y hasta las 7, en las comunas de Santiago, Maipú, Estación Central, Puente Alto y Pudahuel, que abarcan la zona metropolitana.NEWSLETTERS CLARÍN

“Invitamos a toda la ciudadanía a que vuelvan a sus casas y a resguardar a su propia familia y sus bienes. Estamos a poco más de dos horas de cumplir la ley”, dijo Iturriaga, el militar encargado de la seguridad pública, pasadas las 19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *